Archivo de la categoría: coreografía

Final de residencia y estreno con la Cia. do Abração, Curitiba

Preparação de "Pelas Mãos de Maria ou As Vozes de Simone" com a coreógrafa Marisol Salinas. Corre que hoje tem espetáculo às 20h!

Posted by Cia Do Abração on Saturday, November 26, 2016

Finalizamos el proceso de montaje de Pelas Mãos de Maria ou as vozes de Simone,  y asistí con enorme satisfacción a su estreno y posteriores funciones de temporada.

La dirección de Letícia Guimarães, sensible e inteligente,  el texto ágil y lleno de poesía de Edson Bueno, y las canciones alborozadoras de Karla Izidro, ofrecen bien cimetados rieles que posibilitan que la actuación de las tres actrices se deslice fluidamente por ellos, llevándonos por un viaje de memoria política, de afirmación de nuestras identidades, de amor y de lucha por nuestra libertad.

Amé trabajar con Kamila Ferrazzi, Juliana Cordeiro y Kassandra Speltri, las tres tiernas pero feroces Marías de esta historia.

Gracias Letizia y Blas, y a todo el grupo de trabajadores/actores de la Cia. do Abração, que tan amorosamente me han abrazado. ¡Por más teatro y más colaboración!

 

Residencia artística con la Cia. do Abração, Curitiba, Brasil

El grupo teatral Cia. do Abração, bajo la dirección de Letícia Guimarães, ha tenido la gentileza de invitarme a colaborar en el montaje de “Pelas Mãos de Maria, ou as vozes de Simone”, una obra teatral que de mujeres brasileñas para las mujeres del continente latinoamericano.

Durante la residencia, cuya primera parte tuvo lugar en la primera semana de julio, he trabajado en talleres de movimiento para los actores, basados en Open Source Forms y Skinner Releasing Technique; así como también en la estructuración de las coreografías para la obra.

La experiencia artística y humana ha sido de mucha riqueza y calidez, y ha dejado testimonios que nos muestran la profundidad alcanzada en la exploración durante los talleres. Se puede entrar a leerlos aquí (en idioma portugués):

Testimonio 1  |  Testimonio 2

Cierre de la gira nacional de GUINDAS: Teatro Nacional de San Salvador

Correr para vivir, danzar para recordar

Jennifer Valiente ||

Artista escénica y escritora salvadoreña ||

Guinda. Si dices esa palabra en El Salvador, no se piensa en una fruta, se piensa en fuga, en correr, escaparse. Las guindas de las décadas de los ochentas en El Salvador, movilizaron a cientos de personas, en su mayoría mujeres, ancianos y niños, que salían corriendo de sus casas hacia el monte, a cualquier hora del día o de la noche, con lo que llevaban puesto o lo que cabía en una bolsa o en una mochila, para escapar de los operativos de tierra arrasada que el ejército realizaba en decenas de poblados del norte y oriente del país, donde se mataba lo que se moviera y se quemaba o envenenaba lo que quedara, con el objetivo “de sacarle el agua al pez”, a la guerrilla que operaba en esos territorios.

09_01_GUINDAS-EN-TN_06_05_2016_0208

Cientos de personas murieron o desaparecieron así, en guinda, cientos sobrevivieron y pasaron al silencio después de los Acuerdos de Paz de 1992.

En los primeros días de mayo de 2016, tres mujeres danzan sobre el escenario del Teatro Nacional de San Salvador, no hay música, lo que hay es el sonido de un avión, algo que parece ser una “carreta” como les llamaban a los aviones que rocketeaban las zonas en conflicto. Cuando escucho el sonido, mi cuerpo se encoge como buscando dónde esconderse, no lo pienso, es un acto reflejo nada más, después de más de dos décadas el cuerpo todavía tiene memoria.

Los cuerpos de Paola Lorenzana, Adriana Ospina y Marisol Salinas, que danzan en el escenario, también tienen memoria, la de mujeres de Arcatao, población del departamento de Chalatenango, al norte de el Salvador, sobrevivientes de las Guindas de Mayo de 1982.

“Guindas”, el proyecto coreográfico que rescata esa memoria comenzó algunos años antes en el ánimo de Adriana Ospina, bailarina y sicóloga comunitaria que realizó su tesis de maestría con las mujeres de Arcatao y luego de cinco años viviendo en nuestro país, se lanzó a viajar a Suramérica, donde por esas causalidades del Universo se encontró con la coreógrafa salvadoreña Marisol Salinas, radicada desde hacía más de dos décadas en Paraguay. Juntas comenzaron a tejer en danza, la historia de estas sobrevivientes y a buscar en El Salvador, quien se sumara con su propio hilo en esta historia, así fue como Paola Lorenza se sumó al proyecto, que inició de manera virtual en 2014, con el intercambio de libros, testimonios y fotografías de las guindas, así como ideas, audios, visiones y escritos de las tres creadoras sobre lo compartido.

Las historias de Helia, Tomasa, Lita, Chana, Clarita, Eva, Mirtila, Tinita, y todas las mujeres a quienes había entrevistado Adriana, dieron vida al montaje, bajo la dirección y coreografía de Marisol, bajo el tema de las guindas. En palabras de Paola Lorenzana: “Realmente se coincidió en que la sobrevivencia, se llame como se llame en cada país donde ocurren daños a la población civil, la lucha por la sobrevivencia, es una tarea que asumen, en su mayoría, las mujeres y las repoblaciones y recuperación del entramado comunitario también. Por lo menos, fue lo observado en el tiempo desde la entrevista y confirmado en las visitas a la comunidad para compartir con las mujeres y proponerles la obra”.

En 2015, el equipo, junto al artista plástico Guillermo Araujo, viajó a Arcatao, para reunirse con el Comité de Memoria Sobreviviente de Arcatao y presentar el proyecto, así como un performance en la plaza del lugar. Helia Rivera, miembro del comité, asumió un rol protagónico para la realización del proyecto de la manera que sucedió desde el 8 de abril hasta el 6 de mayo.

En julio de 2015, se realizó el primer encuentro presencial en Paraguay, donde Marisol dirigió un proceso de laboratorio del cuerpo con Paola y Adriana; el boceto, en colaboración con Anahí Zaldívar, paraguaya, fue terminado por la salvadoreña Beatriz Barraza en forma de proyecto y gracias a ello, apoyado con fondos de Iberescena, para lograr concretarlo en el montaje de “Guindas”, estrenado la última semana de abril y primera de mayo en Arcatao, Santa Ana y San Salvador.

El esfuerzo del equipo salvadoreño, colombiano y paraguayo se trasformó en red de instituciones y artistas, como suele suceder cuando las mujeres trabajan en lo que aman y sueñan. Este equipo incluyó el talento de Mauricio D’León en un impecable trabajo de sonorización y composición musical, las luces de Franklin Interiano, ya conocido en el ámbito salvadoreño, el video de Andrea Bilbao y vestuario de Mario Benítez, un colectivo multinacional, apoyado por un productor de cada uno de los países participantes.

Hablar de nuestro dolor, de nuestra memoria, a través de la belleza, de la imagen y del movimiento, resulta refrescante en el medio salvadoreño, donde la polarización partidaria, la estrechez ideológica y la violencia cotidiana parecen ahogar todo discurso crítico. Que las protagonistas de la historia tengan la ocasión de ver el producto del encuentro de artistas y testimonios, nos ayuda a reflejarnos, a comprendernos, a tener la oportunidad de cerrar capítulos de duelo y seguir adelante.

Como lo comenta Paola: “[…] me di cuenta que caí en el juego del olvido. Leyendo la historia, analizándola y opinando, haciendo cosas desde el arte, la docencia y la comunicación, pero olvidando que las protagonistas que siguen haciendo cosas maravillosas, revolucionarias y transformadoras podían estar vivas en algún lado de este país… Y eso me regaló este montaje: me regaló a unas mamás, me hizo repensar la maternidad en cuanto a madre tierra, donde germinan semillas de amor y hacen posible la solidaridad, la vida digna y el arte”.

“Guindas” sigue un viaje incierto ante la falta de recursos para atender los compromisos restantes en Paraguay, Colombia, México y España, sin embargo, sus creadoras continuarán en el esfuerzo por continuar danzando para no olvidar.

Ver publicación original aquí: Correr para vivir, danzar para recordar

Así fue el estreno de GUINDAS en Arcatao, El Salvador

Estreno de “Guindas” en Arcatao, Chalatenango

“Ellas corrieron huyendo de la muerte. Nosotras danzamos huyendo del olvido”

Un colectivo de mujeres artistas de Colombia, El Salvador y Paraguay presentará en El Salvador el espectáculo de danza-teatro Guindas, basado en testimonios de mujeres del municipio de Arcatao, Chalatenango, que sobrevivieron el pasado conflicto armado, y durante el cual tuvieron que huir una y otra vez de persecuciones y bombardeos del ejército salvadoreño.
La propuesta está creada desde el lenguaje danzario y estará bajo la dirección de Marisol Salinas (Paraguay). La interpretación es de Salinas, Adriana Ospina (Colombia) y Paola Lorenzana (El Salvador); también, contará con la realización musical de Mauricio D´León (Colombia), la visualización artística escénica de Guillermo Araujo (EL Salvador) , los audiovisuales de Andrea Bilbao (El Salvador-España), la producción escénica a cargo de Franklin Interiano (El Salvador), y la gestión de Bella Vieira (en El Salvador) y Anahí Zaldívar (Paraguay).
El proyecto incluye la realización de talleres artísticos con jóvenes, con el fin de generar espacios de diálogo desde el arte, que aporten a la generación de una conciencia histórica que traiga a los desafíos del presente y el futuro, los aprendizajes colectivos del pasado. Aportando a los impostergables procesos de Verdad, Justicia y Reconciliación en la región.
El grupo estrenará la obra el 8 de abril a las 7:00 p.m. en el Centro de Capacitación Mártires del Sumpul del municipio de Arcatao (Chalatenango). Luego emprenderán una gira por Nueva Trinidad, Chalatenango (Parque Central) el 15 de abril a las 7:00 p. m. en una presentación gratuita y abierta a la comunidad; en el Teatro Nacional de San Miguel el 24 abril y en el Teatro Nacional de Santa Ana el 30 abril, ambas a las 4:00 p. m. culminando en el Teatro Nacional de San Salvador con dos funciones el 5 de mayo para estudiantes y el 6 de mayo abierta al público a las 6:00 p.m. Se espera que la gira continúe en Paraguay y Colombia para los meses de julio y agosto respectivamente.
El proyecto cuenta con el apoyo del Fondo de Ayudas a la Coproducción de Espectáculos Iberoamericanos, IBERESCENA, que fue creado en noviembre de 2006, para el fomento, intercambio e integración de las artes escénicas iberoamericanas, por medio de ayudas financieras. Sus líneas de acción son:
• Ayudas a redes, festivales y espacios escénicos para la programación de espectáculos
• Ayudas a la coproducción de espectáculos iberoamericanos de artes escénicas
• Ayudas a procesos de creación escénica iberoamericana en residencia
• Proyectos especiales.

 

El último viernes de julio en San Salvador será de arte y cultura, con la participación de artistas, que en obras y espacios diferentes, hablarán al público de un tema en común: la memoria histórica.
(…)
…en la pequeña sala del Teatro Nacional de San Salvador (se presentará)  “El último aleteo de Andrea”, a cargo de la artista salvadoreña, Marisol Salinas, quien actualmente reside en Paraguay.
El espectáculo, que fue estrenado ayer, es un solo título basado en Andrea Márquez, una de las sobrevivientes de la masacre de El Mozote, que durante dos años y medio vivió perdida en la montaña.
En el lugar también se presentará la bailarina salvadoreña Paola Lorenzana con su pieza “Mujer fragmentada”, que como su título lo indica, aborda el tema de una mujer que se reconstruye a través de sus recuerdos.
La obra  es para mayores de 15 años. Será  a las 4:45 de la tarde. Su precio: $1.

Enlace al artículo en El Diario de Hoy

La artista Marisol Salinas presentará un solo del título basado en la historia real de Andrea Márquez, campesina salvadoreña sobreviviente de la masacre de El Mozote.

El 30 y 31 de julio, en la pequeña sala del Teatro Nacional de San Salvador, a las 4:45 de la tarde, la artista Marisol Salinas presentará “El último aleteo de Andrea”. La colaboración es de $1. La obra es para mayores de 15 años.

La obra está basada en la historia real de Andrea Márquez, campesina salvadoreña sobreviviente de la masacre de El Mozote, ocurrida en 1982 durante la guerra civil de El Salvador, y que durante dos años y medio vivió perdida en la montaña escondiéndose.

Acompañan: ESTADanza, Compañía de danza experimental de Paola Lorenzana y sus integrantes: Mercy Gonzalez, Malú Saenz Jaramillo, Pao Sosa y Ale Landaverde con un recorrido por sus 10 años de coreografías y el solo “Mujer Fragmentada” con el aporte creativo del equipo artístico conformado por Mariana Moisa, Guillermo Araujo, Claudia Flores, Juan García y Alex Huezo.
Enlace al artículo en La Prensa Gráfica